Sufrir dolor en los pezones es muy común durante la lactancia y, en algunos casos supone que la mamá deje de dar pecho a su bebé.

Si ya tienes los pezones agrietados debido a la lactancia, este artículo te valdrá para saber cómo aliviar tu dolor de manera efectiva. Si no tienes los pezones doloridos, el saber no ocupa lugar 😉

¿Empezamos?

Este artículo está basado en un Paper oficial que puedes consultar directamente desde este enlace.

¿Por qué se producen las grietas en los pezones?

La causa más frecuente de las grietas en el pezón es una posición de agarre incorrecta. Partiremos de la base que amamantar no debería producir dolor a la madre lactante. Así pues, y pese a que hay soluciones para aliviar el dolor, será importante que consultes a una especialista para que te enseñe cuál es la posición óptima para amamantar a tu bebé.

A continuación, te mostramos la forma óptima de amamantado. Como podrás ver, si el bebé aparte del pezón no incluye gran parte de la areola, el agarre será incorrecto y esto ocasionará que aparezcan grietas en tu pecho.

Agarre correcto al amamantar

La principal causa de abandono de la lactancia materna es el dolor producido por un mal agarre del bebé. Además el agarre incorrecto deriva en una disminución de la leche producida, por existir una mala estimulación por parte del bebé.

¿Cómo aliviar el dolor de pezones? ¿Es mejor utilizar leche materna o Lanolina HPA?

Para responder a esta pregunta nos vamos a limitar a mencionar partes del paper científico que demostró que el uso de Lanolina HPA suponía una recuperación mucho más rápida que el uso de leche materna.

En el estudio se plantearon dos poblaciones de madres lactantes con pezones agrietados. La escala de sensación de dolor estaba enumerada entre 0 y 10 (siendo 10 la sensación de mayor dolor).

Del gráfico podemos sacar la siguiente información:

  • En el día inicial se evaluó la sensación de dolor en los pezones en ambas poblaciones, obteniendo unos umbrales elevados en ambas poblaciones.
  • El día 3, la sensación de dolor en el grupo de personas que se trató con Lanolina disminuyó considerablemente, no así las mamás que se trataron con leche materna, que tenían una sensación levemente peor que el primer día.
  • El día 7, las mamás tratadas con leche materna mejoraron considerablemente y las mamás tratadas con Lanolina también siguieron su proceso de mejora adecuadamente.
  • En el día 14, las mamás tratadas con Lanolina pura HPA tenían el pezón sano.
Curar con Lanolina pezon agrietado
Proceso de curación del pezón

Como puntos interesantes en el estudio:

  • En los primeros 14 días del experimento, el 15% de las madres tratadas con leche materna dejaron de dar de mamar a su bebé contra el 7% de las madres tratadas con Lanolina.
  • En el grupo tratado con leche materna, 8 mujeres sufrieron ingurgitación mamaria y 3 sufrieron mastitis.
  • En el grupo tratado con Lanolina, 4 mujeres sufrieron ingurgitación mamaria y ninguna mastitis.
  • El uso de Lanolina evitaba que se creara costra en las grietas y eso supuso una recuperación un 50% más rápida.

Curar pezones agrietados con lanolina

Al igual que cada mamá y cada bebé son diferentes, el uso de Lanolina HPA o leche materna para cuidar tus pezones agrietados puede surtir un efecto diferente según la madre que lo utiliza. Nosotros hemos tratado de mostrarte con un paper las evidencias (o indicios) de que el uso de Lanolina te ayudará a sanar tus pezones agrietados de una manera mucho más rápida.

Otros consejos para cuidar tus senos durante la lactancia

Cuidado con la mastitis

En los resultados del estudio sobre el uso de la lanolina para tratar las grietas, hemos mencionado la ingurgitación mamaria y la mastitis.

Por si no estás familiarizada aún con estos términos, la regurgitación mamaria no es otra cosa que la congestión de leche que a veces se produce en los senos de la madre poco después del parto, normalmente a causa de una lactancia insuficiente o por alguna dificultad del bebé para mamar de forma adecuada (una mala posición, una frenillo lingual corto, etc).

Como consecuencia de la ingurgitación mamaria, los senos se inflaman y se endurecen, lo cual resulta doloroso para la madre. Además, si no se da una solución, se pueden bloquear los conductos mamarios y generarse una mastitis. Esta se caracteriza por el enrojecimiento y la sensación de ardor en los pechos. 

Asimismo, la mastitis conlleva a veces una infección, por lo que es posible que la madre sufra síntomas de fiebre y escalofríos. La infección suele producirse precisamente por la entrada de bacterias en los conductos mamarios a través de las grietas en los pezones. Incluso puede generarse un absceso en la mama, pero esto ya requería una intervención quirúrgica.

Qué hacer para evitarla

Según aconsejan los pediatras, lo mejor para evitar tanto al ingurgitación mamaria como una posible mastitis es procurar una lactancia adecuada, amamantando al bebé a demanda y sin restricciones, así como asegurándote de que su posición es la adecuada para que extraiga bien el alimento en cada toma.

En este sentido, una buena costumbre para garantizar la salida de toda la leche es esperar a que el bebé acabe con un pecho antes de pasarle al otro.

En el caso concreto de la mastitis, evitar las grietas en los pezones puede prevenir la aparición de una posible infección.

Trucos para descongestionar tus pechos

  • Aumenta la frecuencia de las tomas si ves que no se vacía en pecho cada vez.
  • Antes de cada toma, aplica un poco de calor húmedo en tus senos, bien con una compresa o bien con Therapearl, que puede calentarse en el microondas y favorece el flujo de la leche. Después de esto, te ayudará también masajear suavemente tus pechos para acabar de ablandar el tejido.
  • Ayúdate del efecto del frío para bajar la inflamación de los senos después de las tomas. Para esto, también te servirá el Therapearl. Tan solo tendrás que meterlo en el congelador durante dos horas y luego colocarlo sobre los pechos, siempre dentro de su funda.

 

  • Si es necesario, utiliza un extractor de leche entre las tomas para favorecer un drenaje completo.
  • Consulta con tu médico, por si puede recetarte algún antiinflamatorio y, en caso de infección, un antibiótico. Se considera que lo mejor para la madre y para el bebé es no abandonar la lactancia, aunque sea tomando este tipo de tratamiento farmacológico.

 

Lanolina Lansinoh HPA

Trata y prevé los pezones agrietados con la Lanolina de Lansinoh 😉

Comprar ahora
Lanolina para curar pezones agrietados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat