El control de esfínteres es un proceso que generalmente se desarrolla en el ser humano de forma natural, pero todos los padres con hijos pequeños han de enfrentarse en algún momento a la tarea de ayudarles a dejar el pañal.

Veamos cuál es la mejor forma de enseñar a tu peque a usar el váter para que haga sus necesidades de forma voluntaria.

¿Cuándo dejar el pañal?

No existe una edad fija para dejar el pañal. Cada niño tiene su ritmo y no hay que preocuparse por que esté tardando en controlar los esfínteres algo más que otros niños de su entorno (compañeros de guardería, primos, vecinos,…).

Despañalizar desde un enfoque Montessori

Respetar el ritmo de tu hijo/a para dejar de usar los pañales tiene mucho que ver con los principios de la pedagogía Montessori, así como con los del Movimiento Libre de Emmi Piker.

En este sentido, si quieres despañalizar a tu peque desde un enfoque Montessori o desde el Movimiento Libre, lo primero que has de asumir es que no le puedes marcar tiempos concretos, porque el control de esfínteres infantil se adquiere poco a poco y depende del desarrollo del sistema nervioso central de cada niño. 

Por tanto, trata de no meter presión a tu hijo/a con comentarios del estilo “Tus amiguitos ya no usan pañal y tienes que aprender de ellos”,  “¿Ya te has hecho caca encima? Ay, qué cochino” o “Como no hagas pipí en el váter, hoy no habrá juego”. Tampoco has de obligarle a sentarse hasta que haga pis o caca ni reñirle porque haya ensuciado el pañal.

Asimismo, no es aconsejable premiar a tu peque porque porque haya hecho sus necesidades en un orinal o en el inodoro. Ha de verlo como un hábito normal y no como un reto o un concurso. 

En el siguiente vídeo, se resumen muy bien las claves para dejar el pañal al estilo Montessori:

¿Por qué conviene que tu peque deje el pañal antes de los 3 años?

Después de todo lo que hemos explicado sobre los tiempos de cada niño para controlar sus esfínteres, hay un hecho que tampoco debemos pasar por alto.

Cuando los niños comienzan el segundo ciclo de la educación infantil, a partir de los 3 años, el centro educativo no suele hacerse responsable de los cambios de pañal. Por tanto, conviene que los pequeños entren en ese ciclo sabiendo ir al váter solitos.

Cómo dejar el pañal: consejos que te ayudarán

Para dejar el pañal, los niños han de sentirse preparados física y emocionalmente. Así pues, el papel fundamental de los padres en este proceso consistirá en acompañarles en ese proceso y procurarles tanto el ambiente adecuado como todos los recursos necesarios para que aprendan por sí solos, más o menos desde los 15-18 meses de edad. Concretamente, nos estamos refiriendo a:

  • Estímulos verbales: aunque tu hijo/a no sepa hablar aún, sí puedes ir nombrándole palabras clave asociadas a la idea de hacer sus necesidades de forma autónoma: “hacer pipi”, “hacer caca”, “orinal”, “váter”, “papel”, etc
  • Entrenamiento motor: para que practique los movimientos necesarios e identifique las referencias espaciales, juega con tu peque a que se siente y se levante, se ponga de cuclillas, mueva su cuerpo hacia delante y hacia atrás, entre y salga del cuarto de baño, etc.
  • Cuentos para dejar el pañal: hay muchos cuentos infantiles relacionados con dejar el pañal o ir al baño, que le puedes contar a tu peque. Aquí te mostramos varios ejemplos en vídeo: 
  • Mostrar el proceso:  lleva a tu hijo/a al baño con el pañal sucio. Quítaselo y echa el contenido en el váter para que vea cómo va la caca del pañal al inodoro y conecte los conceptos. Deja que tire de la cadena y anímale a que se “despida de su caca”.
  • Usar un orinal o wc infantil:  tu peque lo identificará como algo propio que solo va a usar él/ella. Dáselo al principio como un juguete y anímale a que se siente en él.
  • Ropa cómoda: es mejor que tu hijo/a lleve ropa sin cordones ni botonaduras cuando empiece a usar el orinal o wc infantil. También son muy prácticos los pañales del tipo calzoncillo o braguita -fáciles de bajar y subir- para que el/la niño/a vaya adquiriendo autonomía.

Las ventajas del orinal o wc infantil para dejar el pañal

El orinal o wc infantil puede ser una gran aliado a la hora de que tu hijo/a aprenda a prescindir del pañal. Es un recurso que nos aporta varias ventajas importantes:

  1. Diseños llamativos: hoy en día, existen modelos de orinales infantiles muy divertidos, que llaman mucho la atención de los niños, que los ven como un juguete más. Algunos incluso emulan la forma de un váter adulto, pero con el tamaño de nuestros pequeños.
  2. Es transportable: podrás llevar a cualquier lado ese objeto que tu hijo/a ve como algo de su propiedad. 
  3. Está a su altura: frente a otro recurso como es el reductor de váter, el orinal cuenta con la ventaja de estar a ras de suelo. Esto facilita el acceso de los niños al asiento y el control del equilibrio.
  4. Fomenta su autonomía: gracias al orinal, los pequeños adquieren el hábito de hacer sus necesidades de forma autónoma, sin esperar indicaciones ni necesitar ayuda de un adulto.

Siguiendo estos consejos que te hemos proporcionado sobre cómo dejar el pañal, estamos seguros de que el proceso te resultará mucho más fácil. Si es así, no dudes en compartir este artículo con otros padres a los que crees que les puede ayudar.😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?